Las empresas que ponen productos en el mercado son responsables de garantizar que tales productos sean seguros para su propósito previsto y para los usos incorrectos previsibles. Los reglamentos garantizan que esto se cumpla.

Es muy poco probable, pero sin embargo posible, que ciertos ingredientes puedan causar alergias. En los productos de limpieza, las fragancias y los conservantes son consideradas como las principales sustancias que pueden causar alergias.

Conservantes

Los conservantes se incluyen en los productos de limpieza y los detergentes para garantizar que la calidad del producto se mantenga y no se degrade de ninguna manera.  Existe un número muy limitado de casos en los que las personas han experimentado una reacción alérgica a los conservantes en los detergentes. Los conservantes se indican siempre en la etiqueta con su nombre INCI*, lo que le permitirá elegir el producto correcto.

Fragancias
Las fragancias que se encuentran en muchos bienes de consumo están compuestas generalmente de varios ingredientes de fragancias diferentes. Se ha descubierto que algunos de ellos tienen más probabilidades de causar alergia que otros. Los reglamentos europeos enumeran los 26 alérgenos de las fragancias más comunes y exigen que, si alguno de ellos se usa en un producto en la medida en que representen más del 0,01 % del peso del producto, deben ser nombrados en la etiqueta del producto. Esto permite que cualquiera que conozca que tiene una reacción alérgica a dicha sustancia, tome una decisión con conocimiento de causa sobre si este producto es apropiado para ellos.
ingredients green

 

 *INCI

INCI es la nomenclatura internacional de ingredientes cosméticos.  El uso de INCI facilita que los consumidores en todos los países, independientemente de las diferencias de idioma, reconozcan fácilmente los ingredientes presentes.  En la etiqueta los nombres de las sustancias están escritos en INCI.